Van PyMES lentas con nueva factura

El tiempo apremia para que las empresas actualicen sus sistemas administrativos y electrónicos frente a los cambios fiscales que tendrán carácter obligatorio a partir del 1 de diciembre.

Y es que aplicar el nuevo catálogo de 52 mil diferentes claves para facturar y emitir los comprobantes de recepción de pagos traerá más carga administrativa y gastos, situación que se agudiza para las pymes, compartió Martha Arreola, presidenta del Colegio de Contadores Públicos de Jalisco (CCPJ).

Aunque las nuevas disposiciones del Servicio de Administración Tributaria (SAT) entraron en vigor el 1 de julio, será hasta el 1 de diciembre cuando sean obligatorias para los contribuyentes, sin embargo, las empresas ya deberían estar haciendo modificaciones de software y administrativas para cumplir con esto y adaptarse, dijo.

“Lo que nosotros creemos es que los empresarios o las pymes no han dimensionado las obligaciones que va implicar adecuar sus sistemas y adecuar la carga administrativa con lo que va a implicar hacerlo como debe de ser”, expresó.

Arreola estimó que actualmente, en Jalisco sólo entre 2 y 3 por ciento de las empresas estarían listas para aplicar los cambios.

Para esto, entre otros, se requeriría una actualización de software, que costaría hasta 4 mil 400 pesos, la adquisición de más folios para factura, con valor de hasta 2 pesos por por folio, e incluso la contratación de más personal.

Es importante que las empresas empiecen a adaptarse a los nuevos requerimientos para evitar el mayor número de errores posibles, consideró Juan Carlos Sainz del Toro, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).
Uno de los puntos a considerar es la emisión del complemento de recepción de pagos.
“Si no me liquidan la totalidad de la operación, tengo que seguir generando cada que reciba un pago este comprobante denominado complemento, luego debo volver a especificar cuál es el saldo insoluto y cuánto me está abonando, por ello hoy todos los contribuyentes necesitan llevar un estricto control de su cobranza”, añadió.
Estos cambios están contenidos en la plataforma 3.3 del SAT, donde ya se tiene el catálogo con las 52 claves de productos y servicios y los complementos.
“Son muy pocas las empresas hoy por hoy que ya emigraron a la plataforma 3.3”, añadió Sainz del Toro.

Fuente: Reforma, Sección Negocios, Julio 26, 2017