Piden a IP cambiar cultura empresarial

Los empresarios mexicanos deben emprender medidas para modificar algunas prácticas que serán cuestionadas en la renegociación del TLCAN, estimaron abogados laborales.

Un caso es la política sindical, ya que muchos patrones optan por tener sindicatos y contratos colectivos “blancos” o por permitir una actividad sindical moderada o nula, aseguró Jorge Sales, abogado laboral.

Los empleadores también deben replantear una política salarial en donde ningún pago esté por debajo del mínimo y considerar el incremento paulatino de salarios.

“Las peticiones que hace el Gobierno de Estados Unidos es exigir a los países del TLC cumplir con todas las obligaciones de la Organización Internacional del Trabajo, como la libertad sindical y el reconocimiento del derecho de negociación colectiva”, señaló Sales.

Los objetivos dados a conocer por el Gobierno del Presidente Donald Trump advierten que deben regir condiciones aceptables de trabajo con respecto a salarios mínimos, horas de trabajo y seguridad social.

“En esta nueva circunstancia consideramos que las empresas deben de estar preparadas para un cambio muy significativo en los paradigmas bajo los cuales se han conducido hasta la fecha las relaciones laborales en nuestro País”, dijo el abogado laboral Óscar de la Vega.

“Y se debe adoptar una actitud proactiva para ayudar a los trabajadores y a los sindicatos en la transición ordenada de un sistema de control a un sistema de negociaciones más independientes”, agregó.

ANTICIPAN MÁS INVERSIÓN EUROPEA La modernización del Tratado de Libre  Comercio entre México y la Unión Europea, conocido como TLCUEM, incrementarálas posibilidades de inversión que países europeos hacen en el País, previo Carlos Sánchez Pavón, consejero de ProMéxico en Londres.

La intención es que en el nuevo texto se confirme la inclusión de nuevos sectores, que no existían o que quedaron excluidos, como servicios, telecomunicaciones el energético o el  comercio digital, lo cual ampliará la cartera de posibilidades.

“Si se ven los números de intercambio comercial no parece mucho, pero al contrastar con la inversión se aprecia que han llegado muchos capitales, sean empresas que vienen directamente a México o que están instaladas en Estados unidos y desde allá invierten aquí’, expuso Sánchez Pavón en entrevista.

“Entonces, la relación de  comercio intrafirma es recurrente, por ejemplo, las armadoras alemanas que están instaladas en el País le ven den a Aleman ia y así llegan al resto de Europa”, precisó el funcionario.

(Fuente: El Norte, Información ,Negocios ,VERÓNICA GASCÓN Y ULISES DÍAZ, P15, 02/08/2017)