Ningún sector afectará a otro durante renegociaciones del TLCAN: CCE

Para los dos principales empresarios que acompañan al equipo negociador del gobierno federal en la renegociación del TLCAN, es claro que todos los sectores son importantes y ninguno debe ser moneda de cambio que afecte a otro.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) deja en claro que en este proceso “nosotros no somos negociadores, somos “el cuarto de junto”, pero asegura que se trabaja de manera estrecha con el equipo de la Secretaría de Economía para sacar adelante los temas que preocupan a la IP. “Estamos en perfecta sincronía”.

“Dentro del sector privado mexicano tenemos principios importantes que hemos acordado entre todos que se refieren básicamente a que ningún sector sea factor de cambio para otro, y que las pequeñas y medianas empresas puedan incorporarse a cadenas de valor con políticas públicas establecidas”, comentó.

Moisés Kalach, jefe del Consejo Estratégico de Negociaciones del CCE, no espera que el planteamiento de las discusiones sea la sustitución de un sector por otro, pues cada uno tiene sus particularidades, aunque reconoce que hay temas más sensibles como el laboral, la solución de controversias y el sector automotriz.

Las negociaciones son muy complejas y cada tema tiene su propia vida, es posible que la discusión de cada sector sea complicada. Nosotros tenemos la filosofía de que tenemos que cuidar a todos los sectores”, destacó.

En el proceso de preparación para las negociaciones, la iniciativa privada mexicana ha encontrado buenos aliados en sus contrapartes estadunidenses y canadienses. Castañón aseguró que el interés en sacar adelante el acuerdo comercial es mutuo, a tal grado de que los empresarios de los tres países han acordado cuatro principios fundamentales que empujarán en las mesas de negociación.

Primero, destacó, será promover que los equipos negociadores de los gobiernos “no abran capítulos, no descompongan ni discutan lo que ya está funcionando bien”.

El segundo principio es que siempre en las negociaciones estén representados los tres países; el tercero es promover que no se vea solo como un acuerdo trilateral, sino regional, para que puedan acordar políticas que potencialicen no a uno u otro país, sino la región toda para elevar su  competitividad.

El cuarto punto es el acuerdo para que la iniciativa privada de los tres países forme parte siempre del “cuarto de junto”, para que los negociadores conozcan la visión desde la actividad empresarial y las oportunidades y amenazas que ofrece cualquier tema que se trate.

Hemos hablado con nuestras contrapartes de las organizaciones empresariales, la industrial, la pequeña y mediana empresa, la comercial, las grandes empresas, la agroindustria… Hemos hecho contacto institucional para compartir nuestras preocupaciones y nuestra propia estrategia o visión del Tratado”, dijo el presidente del CCE.

A los empresarios estadunidenses los veo abiertos e interesados. También el presidente Donald Trump ha matizado su discurso”, afirmó.

Moisés Kalach aseguró que en las reuniones que han sostenido con los empresarios estadunidenses, 95% de ellos está en una posición de modernizar y no destruir el TLCAN.

Para Castañón, esta renegociación es una oportunidad para que los tres países salgan ganando si se crean las sinergias necesarias, con lo que se lograría ser la región más competitiva del mundo en energía, telecomunicaciones.

Voluntad política

De cara al proceso electoral de México en 2018, Moisés Kalach aseguró que la renegociación del TLCAN es de interés nacional, por lo que debe haber buena disposición de todos los actores para sacarla adelante.

Aseguró que hay voluntad política para, como Nación, avanzar hacia un acuerdo más moderno, pero urgió a darle celeridad.

En ese sentido coincidió Juan Pablo Castañón, quien destacó que en la reunión con el Senado del martes pasado, participaron fuerzas políticas de distintas ideologías.

Se logró, aseguró, un diálogo abierto sobre la preparación para las negociaciones.

El presidente del CCE afirmó que el Senado debe tener toda la información para analizar las negociaciones y, en su momento, ratificar el acuerdo final.

(Fuente: El Sol de México / Distrito Federal / Internet, Información, 00:35, 10/08/2017)