Inflación mayor a 6.4% por regreso a clases: IP

Como cada año, se observan ajustes en el precio de bienes vinculados con la educación, como colegiaturas o uniformes; aún hay efectos por la depreciación del peso Debido al regreso del ciclo escolar, en agosto se puede observar un nuevo máximo en los niveles de  inflación, que supere el 6,44 por ciento de julio, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su mensaje semanal explicó que es probable que en agosto se sigan resintiendo efectos estacionales, que lleven a la inflación a un nuevo máximo en los Ultimos nueve años, los cuales se relacionan con el inicio de! nuevo ciclo escolar.

“Como cada año, habrá ajustes en los precios de rubros vinculados con la educación, como colegiaturas, material escolar y uniformes”, anticipó el centro de estudios económico.

Aunado a lo anterior, dijo que aún se perciben algunos efectos en diversos rubros de precios al consumidor, originados por la depreciación del  tipo de cambio, que se observó en la primera parte del año, y que podrían retomar fuerza dependiendo de la incertidumbre que se genere en los mercados, por la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados y Unidos y Canadá.

Este entorno, consideró el CEESP, podría llevar a un nuevo ajuste al alza del pronóstico de  inflación para el presente año, alejándolo ligeramente de la línea de seis por ciento.

“La evolución reciente de los precios al consumidor ha tenido una importante incidencia cíclica, y eso podría explicar en parte, el hecho de que las expectativas inflacionarias no se hayan elevado, más allá de lo estadísticamente probable dada la coyuntura.

Además, puede ser un factor relevante en el momento en el que estos efectos se diluyan, pues ello contribuiría a que el descenso del ritmo de crecimiento de los precios pueda ser más rápido”, consideró el organismo privado.

El CEESP indicó que a pesar de los efectos del incremento de los precios de los combustibles y otras tarifas públicas a principios del año, así como de la volatilidad en los costos de los agropecuarios, llama laatención que las expectativas inflacionarias no se hayan elevado significativamente, y se mantengan en el rango de seis por ciento.

Asimismo, advirtió que aun cuando persisten algunas presiones en materia de evolución de precios, no se perciben riesgos importantes que deterioren las expectativas inflacionarias.

Por ello confió en que hacia finales de año, la evolución de los precios al consumidor retomará una tendencia a la baja.

EL CEESP espera que al cierre de 2017 la  inflación tenga una tendencias la baja,

(Fuente: La Razón de México, Información ,Negocios ,Por Lindsay H. Esquivel P17, 14/08/2017)