El marketing y la transformación digital; el siguiente nivel

Según Gabriela Medina Guerrero, directora asociada en AB Estudio de Comunicación México, la transformación digital implica un cambio cultural que involucra a todas las áreas de una compañía. Esto lo menciona con base en su experiencia laboral que tuvo con una empresa global de la industria tecnológica, por lo que apunta que esta transformación implica un proceso por el cual las empresas reorganizan sus métodos de trabajo y estrategias, para obtener más beneficios gracias a la implementación de las nuevas tecnologías.

En lo que respecta al área de marketing, la transformación digital incide en un cambio que inicia en el planteamiento y los objetivos de negocio, y transita por la modificación de los procesos, la incorporación de nuevas herramientas para crear y comunicar, y la medición de resultados, señala Medina.

Para la mayoría de las empresas e industrias, la innovación digital ha implicado un cambio en el entorno, las oportunidades y los desafíos de negocio, por lo tanto, la transformación de un departamento tradicional de marketing y comunicación debe enfocarse a uno que adopte técnicas y herramientas digitales que permita que las organizaciones aprovechen todo el conocimiento en su área de acción y los datos de mercado para promocionar su marca o producto con una diferencia sustancial: en el marketing digital, el foco -el centro de toda la estrategia- deberá girar en torno al cliente.

Reorientación del marketing hacia una nueva era

La directora asociada en AB Estudio de Comunicación México cita el libro “The Network is Your Customer” en el que se afirma que la transformación digital ha obligado a los departamentos de mercadotecnia a reorientar sus planes, a pasar de un marketing de masas a una mercadotecnia basada en las redes de clientes.

Hoy, un responsable de marketing tiene varias funciones y objetivos de negocio, pero su rol principal es mantener a la organización enfocada en el consumidor, refiere.

“De hecho, todos los procesos de negocio -desarrollo de productos, servicio al cliente e innovación- deberán tener al cliente en el centro de la estrategia”, considera Medina.

Y agrega: “también nuestras estrategias de marketing y de comunicación tienen que estar orientadas a los clientes, a quienes debemos ver como participantes activos de una red de contactos, la cual siempre cambia, se interconecta y comparte información y conocimiento; una red que en todo momento busca nuevas conexiones.”

Basado en lo anterior plantea la pregunta: ¿cómo transformar exitosamente a los departamentos de marketing y comunicación utilizando procesos digitales?, y la respuesta está enfocado al conocimiento de los hábitos, costumbres e interacción de los clientes con la marca.

Antes de iniciar una transformación digital, hay que hacer un alto y revisar los objetivos de negocio; conocer a los clientes y plantear preguntas: ¿la empresa está lista para proveer información de valor para los clientes en formatos digitales, garantizando interacciones rápidas, fáciles y flexibles?, ¿es la información que los consumidores realmente buscan? ¿Sabemos qué plataformas y formatos digitales prefieren?

Lo anterior definirá la plataforma para decidir cómo crear o transformar nuestras propiedades digitales; qué estrategia seguir y cómo “conectar” exitosamente con las audiencias y clientes potenciales, finaliza.

Fuente: Gabriela Medina Guerrero, directora asociada en AB Estudio de Comunicación México